1) ¿Cómo surge vuestro proyecto, qué objetivos tiene?

Medialab-Prado tiene su origen en el año 2000 con la llegada de Juan Carrete al Centro Cultural Conde Duque como director. En ese momento se organizaron algunas jornadas sobre arte electrónico. En 2002 se creo Medialab-Madrid bajo la dirección de Karin Ohlenschläger y Luis Rico. En septiembre de 2006 Karin Ohlenschläger y Luis Rico dejaron el centro y el resto del equipo continuamos con la actividad. La nueva programación y el diseño de lo que ahora es Medialab-Prado los asumimos Laura Fernández y Marcos García, como continuación del trabajo que estábamos desarrollando en el programa educativo y de actividades en Medialab-Madrid.

El objetivo de Medialab-Prado es ofrecer una plataforma para la producción en torno a la cultura digital y a la relación entre arte, ciencia y tecnología, abierta a la participación de cualquiera. Ofrecer recursos y metodologías de trabajo que permitan que cualquiera pueda iniciar un proyecto o participar como colaborador en la realización de los diferentes proyectos que se ponen en marcha.

Esta plataforma se estructura a través de líneas estables de trabajo, que en su mayoría están dirigidas por comisarios externos con los que trabajamos estrechamente.

2) ¿Cuáles son las metodologías de trabajo que empleáis en vuestro proceso de producción?

MP publica a lo largo del año varias convocatorias abiertas para la presentación de propuestas en torno a temas y líneas de trabajo concretas. Los proyectos  seleccionados se desarrollan en grupos interdisciplinares de trabajo integrados por el autor de la propuesta y todos aquellos colaboradores interesados, en con el asesoramiento conceptual y técnico de varios tutores y asistentes. Los talleres de producción tienen diferentes formatos, desde los más largos (dos semanas) y enfocados a una comunidad internacional, hasta otros más breves y restringidos a la comunidad local, que pueden desarrollarse los fines de semana o bien a través de sesiones periódicas a lo largo del año.

Como características de nuestra metodología podemos señalar:

– El aprendizaje a través del desarrollo de proyectos concretos.

– La mezcla de saberes y las sinergias entre diferentes disciplinas.

– La importancia de lo “amateur”.

– La creación de un contexto que posibilite que cada uno aporte y desarrolle sus capacidades.

– La apertura del espacio y el trabajo de los “mediadores culturales”.

–  El taller como espacio para la experimentación y banco de pruebas, en un proceso que culmina en un “prototipo”.

– La documentación del proceso y de los resultados bajo licencias libres que permitan el acceso y la difusión del conocimiento producido durante el taller.

3) ¿Hay alguna particularidad en vuestras metodologías de trabajo que consideráis de especial relevancia?

-Las actividades y programas como fruto de un trabajo muy estrecho entre MP y sus colaboradores (los directores de las diferentes líneas de trabajo o comisarios de los diferentes proyectos)

-La atención a los usuarios a través del programa de mediación cultural y de una escucha personalizada a cualquiera que venga a informarse o a proponer algo.

-La posibilidad de participar de diferentes formas en los procesos de producción.

-La simultaneidad de los procesos de investigación, producción y aprendizaje,

Be Sociable, Share!